La Juntada Tornados participará de la reconstrucción de la Estación Forestal.

Este sábado 20, desde las 10 de la mañana.

Juntada Tornado

Desde 2009, un grupo de aficionados a la moto Honda Tornado decidió agruparse, y así nació la Juntada Tornados. El grupo viene a Claromecó desde hace varios años, donde realiza travesías. Este año, la juntada lleva por nombre Raíces. Llegará el fin de semana y realizarán actividad off road hacia el Cristiano Muerto, y luego hacia Reta.

Pero en esta ocasión, también participarán en la reconstrucción de la Estación Forestal. El grupo traerá plantitas, ya crecidas, de unos dos metros, para plantar en el predio.

El sábado a las 10 de la mañana se concretará un acto de engrega de las plantas, y a continuación una jornada de plantación. El punto de encuentro es el ingreso al Vivero. Radio Comunidad Claromecó fue la elegida por la Juntada Tornados para llevar adelante esta actividad, en conjunto con el Organismo Descentralizado Claromecó.

En los estudios de la radio estuvieron el director del OD Luis Brito y el director de la Estación Forestal Carlos Carabio, quienes agradecieron al grupo y destacaron la importancia de la participación de la gente en la reconstrucción. Carabio dijo que el proyecto es amplio, siempre abierto a todas las inquietudes de la gente. Anunció que en forma conjunta con estas plantas de la Juntada Raíces, también llegarán más especies de un vivero de Mar del Plata, por lo que la jornada de plantación será importante. También destacó que se trabaja intensamente en la recuperación de plantines que han crecido en forma natural después del incendio del verano. Se estima que serán unos 11.000 plantines que se podrán recuperar y a su vez reimplantar.

Por su parte, Juan, uno de los integrantes de la Juntada habló desde Buenos Aires, agradeciendo la posibilidad de poder participar de la reconstrucción, e invitando a la gente a que se sume a la actividad del día sábado.

LARGÓ LA PRIMAVERA EN LA BARRA.

sPRING-BARRA

Adios China.

Concepción Matilde Zorrilla de San Martín Muñoz. Simplemente China. Se ha ido una enorme artista, inigualable e irremplazable.

china

 

 

Emblemática escena de Esperando la Carroza “Yo hago puchero, ella hace puchero”.

 

Escena descartada de China en Esperando La Carroza

Ya se trabaja en la nueva rotonda.

Rotonda (5)

Rotonda (9)

 

¿OVNI?

La noticia ya ha cobrado trascendencia nacional. Nuestra vecina Nancy Strossio fotografió este extraño objeto en la Estación Forestal. Fue la semana pasada.

OVNI

Se realizó la muestra de La Rural de Tres Arroyos.

Con diversas propuestas en las muestras comercial, industrial y ganadera. Estuvo Juliàn Weich presentando el agua mineral Conciencia, Plan B tocó en vivo.

IMG_5595

IMG_5621IMG_5627
IMG_5610IMG_5571IMG_5566

 

 MAS FOTOS

Super luna de septiembre en Claromecó.

Fotos: Gentileza Daniel Massoli

Super-Luna-de-Septiembre

HE LLEGADO HASTA EL FIN.

Gustavo Adrián Cerati Clark –  1959-2014

Cerati2

Recuerdos de la noche que Soda Stereo tocó en Tres Arroyos, donde la RCC estuvo presente.

Escribe Claudio Menéndez

“¡Agitá tus joyas entonces!” Esa fue la primera frase que dijo en público Gustavo Cerati en Tres Arroyos. Fue antes del concierto que brindaría Soda Stereo en la ciudad el 20 de noviembre de 1990 en el Gigante de Huracán. Un recital bisagra en la vida de muchos.

Pero ¿qué significaba esa frase? ¿a quién se la decía? Una de las anécdotas más jugosas de la historia del rock sucedió en 1963 cuando The Beatles tocó en un teatro londinense ante la presencia nada menos que de Su Majestad, la reina de Inglaterra. El concierto formaba parte de la Royal Variety Performace, una gala anual presidida por los miembros más antiguos de la familia real.  Los emisarios del palacio habían pedido a los productores que sea Paul Mc Cartney quien hablase al público. Es decir, no querían que lo haga Lennon, el políticamente incorrecto de la banda. Pero el inefable John no aguantó, y antes del tema “Twist and Shouts” tomó el micrófono y dijo: “para nuestra próxima canción queremos pedir su ayuda. El público de los asientos baratos puede aplaudir, el resto simplemente basta con que agiten sus joyas”.

27 años más tarde Gustavo Cerati parafraseaba a Lennon como carta de presentación en Tres Arroyos. Y el destinatario de esa frase era Ricardo “Cochís” Barragán, que junto a Diego Cascini eran los enviados de una recién nacida Radio Comunidad Claromecó a cubrir nada menos que a Soda Stereo. “Cochís” tenía por ese entonces un brazo enyesado, cuando los tres Soda ingresaron a la sala de conferencias improvisada en el Parque Hotel, los allí presentes comenzaron inmediatamente a aplaudir. Ricardo le dijo sonriendo a Cerati que lo disculpara, que no podía aplaudir, y eso generó la ocurrente contestación del músico.

Cerati

Lo que sigue es una crónica de aquel recital, que tuve la oportunidad de escribir, y que fue publicada en abril pasado por el diario La Voz del Pueblo, en ocasión de conocerse un grupo de Facebook que recopila material en video del concierto.

 

Tres Arroyos se ve, tan susceptible.

No era la primera vez que en la ciudad había un recital importante. Ya habían pasado en lo ’80 entre otros Serú Girán en dos oportunidades, Spinetta Jade, León Gieco un par de veces, Piero, y hasta un casi desierto show de Riff con Pappo a la cabeza. Pero no era frecuente que artistas de nivel nacional actuasen en Tres Arroyos. La presencia de Soda Stereo podría ser comparable hoy en día a una presentación de Luis Miguel, salvando las enormes distancias. Por eso los organizadores se jugaron una parada muy importante, y el resultado fue brillante, a punto tal que un mes después otro grupo de personas tuvo la idea de organizar un show de Loco Mía, también en Huracán. Desde luego, los resultados no fueron precisamente los mismos.

La juventud de la época no tenía experiencia en recitales. Prácticamente no había posibilidad de ver rock en vivo en ningún lugar. Ni siquiera sabían cómo vestirse para ir al show. Aquella noche del 20 de noviembre, las inmediaciones del Gigante marcaban que algo muy importante estaba por suceder. Grupos de chicos por las calles, incluso de localidades de la región, se iban acercando tímidamente, hasta con cierto temor. El ritual típico de una experiencia iniciática.

Ya se había cortado la luz en todo el barrio cuando la banda hizo la prueba de sonido, marcando una vez más la falta de experiencia en recitales de magnitud. Cuenta incluso la leyenda que algunos vidrios del Gigante estallaron ante la potencia del sonido. Hasta que se abrieron las puertas del estadio. Adentro parecía todo de otro planeta. Un escenario inmenso, los barrales de luces y spots, y una gigantesca cantidad de equipos y cajas de sonido. Allí estaban también los famosos “varilights”, el sistema lumínico más avanzado de la época. El solo hecho de ver el campo y las gradas de Huracán colmadas de gente, constituía un espectáculo en sí mismo.

El Temblor.

Entonces se apagaron las luces del gimnasio y la gente estalló. Entró la percusionista Andrea Álvarez, y tras ella el tecladista Tweety González. Charly Alberti ocupó la batería y comenzó con una base punzante, se sumó Zeta Bosio al bajo, y ante el delirio de la multitud apareció Gustavo Cerati. El riff de “(En) El Séptimo Día” marcó el inicio del show. Le siguió “Juego de Seducción”, un clásico que Soda utilizó en casi toda su trayectoria para abrir los conciertos. El público lo vivía extasiado, aún sin poder creerlo.

Tras el “buenas noches Tres Arroyos” llegaron temas de “Canción Animal”, como “Hombre al Agua”, “Un Millón de Años Luz”, “Cae el Sol”, y el que le da título a la placa.

“De Música Ligera” cerró esa primera parte con lo temas nuevos. Pero ya era una canción que extasiaba a la gente, ya se vislumbraba lo que ocurriría luego con ese emblemático tema.

Me verás caer.

Gustavo Cerati cayendo hacia atrás en un solo de guitarra, es acaso una de las imágenes imborrables de aquella noche. O el pifie de Tweety González antes del pie para el solo de Cerati en “Entre Caníbales”; la banda se detuvo, Gustavo se acercó al músico invitado, le marcó el acorde ante el silencio del público y dijo: “y pensar que lo ensayamos toda la tarde”, ante lo cual la multitud enloqueció.

Otro momento mágico se dio con “La Ciudad de la Furia”, y Cerati cantando “Tres Arroyos se ve tan susceptible”.

Sobredosis de hits.

Los clásicos no se hicieron esperar. “Cuando pase el temblor”, “Lo Que Sangra (La Cúpula)”, “Pic Nic en el 4° B” y “Sobredosis de TV” cumplieron el sueño de esos miles que hasta el momento los habían escuchado durante años en discos y casettes.

Una larga introducción de batería de Alberti y arrancó “Persiana Americana”, y la gente coreando de punta a punta la canción. No faltaron las baladas como “Corazón Delator”, con el escenario iluminado en tonos azules, y “Té Para Tres”, que en ese momento era nuevo, pero ya era un clásico. “En el Borde” marcó un momento bien rockero, con Zeta rapeando en inglés, y “Final Caja Negra” aún más arriba.

Gracias totales.

Para el final, “Nada Personal”, las gracias, y el Gigante en penumbras coreando por varios minutos a la banda, que regresó para los bises. Una versión entre reggae y ska de “Un Misil en mi Placard”, con Gustavo usando una galera en lugar de la boina que lució durante el resto del show, y otra vez “De Música Ligera”, y la multitud saltando y cantando como tal vez nunca antes lo había hecho.

Afuera, la ciudad parecía otra. En realidad, era la gente. Aquellos que concurrieron el 20 de noviembre de 1990 a ver a Soda Stereo al Gigante de Huracán ya no serían los mismos.

 

Billy Wilson, cantante de Plan B (tirbuto a Soda Stéreo):

“Yo venía de ver la presentación del disco “Canción Animal” en Vélez, que fue la primera vez que una banda argentina se presentaba en un estadio. Soda Stereo ya había tocado en Vélez, pero como teloneros de Tears For Fears, en un recital donde la mitad de la gente se fue cuando tocó la banda británica, pero nunca habían tocado solos.

“Canción Animal” marca además un grado de madurez, el punto máximo de la banda. Es el disco más fácil de cantar con una guitarra, los otros discos tenían mayor producción, difícilmente alguien se pone a tocar “Nada Personal” en un fogón. Y para la época era un desborde tecnológico. En Vélez presentaron dos pantallas laterales en el escenario, algo también inédito para una banda local, estaban a la altura de cualquier grupo internacional de la época.

Yo tuve la oportunidad de trabajar como técnico de sonido en México, con la banda Angeles Azules. Ahí descubrí que la mayoría de las bandas hacían la prueba de sonido con temas de Soda Stereo. Además, todos armaban la batería como Charly Alberti, con los cascos frontales, cosa que hasta ese momento nadie lo hacía. De hecho, Alberti fue uno de los primeros músicos latinos en ser patrocinado por una marca de instrumentos americanos como Remo.

Hasta el día de hoy, creo que Soda Stereo ha sido la banda de rock nacional que más gente ha convocado en vivo. Yo presencié los dos recitales en la Avenida 9 de Julio, uno en la intersección con Alem, donde hubo que juntar a todos los sonidistas de Buenos Aires, y el otro junto con Spinetta y Charly García, y juntaron 300.000 personas.

Y para los músicos, Soda era una banda a la que admirábamos en forma oculta, ya que hacían pop, considerado un género menor, no eran del palo. Eran los pelilargos carilindos de la época, no tenían el aguante de Sumo y Los Redondos, pero ellos eran los que llenaban estadios. Tuvo que pasar mucho tiempo para que ganaran el prestigio que finalmente obtuvieron. Gustavo Cerati era considerado un guitarrista de poca monta, pero luego descubrimos que no era así, especialmente yo que hoy tengo que tocar sus temas”.

 

Temporal: abren médanos en la zona del Caracolero.

Se esta  realizando la apertura del cordón medanoso, a la altura del caracolero, a cargo de la Dirección Vial del partido de Tres Arroyos, estos trabajos  se realizan para el escurrimiento  del agua concentrada en las lagunas que se han formado al pie de los médanos. Dichos trabajos fueron supervisados por el Director Vial Héctor Poggi.

DSC_0189

DSC_0190

DSC_0198

Encuentro de Taekwondo.

10505367_10204737950791378_5260048219476247624_n

El sábado tuvo lugar el primer encuentro y entrenamiento de taekwondo convocado por la Federación. Fue en el Club Recreativo Claromecó, y contó con alrededor de 60 participantes que se encuentran en el ranking de la federaciones Bonaerense y Metropolitana. Hubo competidores de Coronel Pringles, a cargo del maestro Héctor Ojeda, de Bahía Blanca y Punta Alta, con el profesor Alejandro Báez, y la escuela olímpica local WTF que dirige Jorge Satini.

La actividad consistió en un entrenamiento y exhibición, de carácter gratuito para los participantes. El evento contó también con la participación del director del Organismo Descentralizado Claromecó Luis Brito, quien dio la bienvenida a las escuelas visitantes.

El encuentro apunta a la creación en el corto plazo de un centro de mediano rendimiento deportivo. En fechas determinadas por la federación, se invitará a todas las asociaciones y escuelas del sur de la provincia más actividades de este tipo, donde los competidores tendrán la oportunidad de entrenar en alto nivel, bajo la supervisión de profesores y técnicos de la Selección Argentina. La idea de este centro, que será coordinado desde la escuela de Claromecó, por ser la única en toda la región que pertenece a la federación mundial, y por ende, con representación olímpica, es ver a jóvenes talentos con el fin de convocarlos a continuar perfeccionándose en el CENARD, y a su vez tener la chance de llegar a la Selección Argentina.

Se informó que próximamente habrá más encuentros de este tipo, incluso en Tres Arroyos, y que estarán presentes altos dirigentes y maestros del taewkondo argentino, así como también competidores de alto nivel, entre ellos Sebastián Crismanich, oro olímpico en Londres 2012.

MAS FOTOS